5 Mitos de los Seguros de Vida

Al leer este artículo es probable que te des cuenta que algunos de estos mitos y creencias sobre los seguros de vida los has escuchado o incluso, tú mismo los has pensado. ¡No te preocupes!… son más comunes de lo que crees. Para eso estamos nosotros: para ayudarte a entender mejor el mundo de los seguros y por qué los necesitas, de manera que después de leer este artículo tengas una idea más clara sobre los beneficios de suscribir un Seguro de Vida.

 

1. Yo ya tengo un seguro de vida a través de mi fuente de trabajo.

Este no siempre es el caso. No todas las empresas ofrecen un Seguro de Vida obligatorio a sus empleados. Y aunque en efecto sí tengas un Seguro de Vida a través de tu trabajo, debes revisar que el alcance de tu póliza sea suficiente para proteger a tus seres queridos en un futuro, tal como tú creas conveniente. Es indispensable que estés al tanto de la cobertura del seguro (si lo tienes). Además, recuerda que probablemente el día que dejes de trabajar en la empresa donde estás actualmente, tu seguro dejará de tener validez.

 

2. El seguro de vida es un gasto, no lo necesito.

Este es quizás el más común de todos: “tener un seguro es un gasto”. Esto es falso; tener un seguro de vida (o cualquier seguro, de hecho) es una inversión que te ayudará en el futuro a ti y más importante: a tus familiares. A menos que seas una persona que no tiene (ni planea tener) hijos o familia y que tienes ahorros sustanciosos para cubrir tus deudas sin importar que no tengas ingresos estables, es casi fijo que necesitas un seguro de vida. Toma en cuenta que un seguro de vida no es para que te beneficie en el momento, si no en el futuro para que proteja a tus seres queridos, aunque tú no estés.

 

3. Los seguros de vida son sólo para las personas mayores. 

Falso. Aunque seas una persona joven que, en teoría, tiene toda una larga vida por delante, necesitas un seguro de vida porque en cualquier momento puedes sufrir un percance.

Además, te tenemos una buena noticia: precisamente porque eres una persona joven y saludable, el costo por tener un seguro de vida para ti será muy bajo, comparado con el costo de comprarlo a mayor edad. ¡No esperes más… suscribe desde ya tu póliza de Seguro de Vida!

 

4. Yo tengo un seguro por saldo de deuda con una institución financiera, por ende, estoy cubierto.

Esta es una percepción común y terriblemente equivocada. El hecho que tengas un seguro de vida ligado a tu préstamo no quiere decir que sea un beneficio para ti y tus familiares. Al contrario, un Seguro de Vida por Saldo de Deuda únicamente indemniza al banco o a la institución financiera con quien adquiriste el préstamo, en caso de que tú no estés o no puedas hacerlo; no hay ninguna indemnización a tus familiares.

 

5. Es muy complicado y costoso adquirir un Seguro de Vida.

En Seguros Atlántida te facilitamos la vida y el proceso de conseguir información o una cotización sobre un Seguro de Vida. Nuestra página web está cargada de información completa sobre este y otros de nuestros productos. Además, ponemos a tu disposición muchas vías de comunicación para que puedas informarte sobre un Seguro de Vida.

En cuanto al costo, te retamos a que vengas a nuestras oficinas y cotices una póliza que se adapte a tus necesidades. ¡Verás que es muy fácil y será más económico de lo que tú te imaginas y tenemos para ti muchas opciones de pago para que se te haga más fácil adquirir tu seguro! 😊 ¡Te esperamos!

Para más información sobre Más Vida, nuestro Seguro de Vida individual, ingresa aquí.